Para el ministro de Economía de Uruguay se debe atender a la imprevisibilidad de Argentina y a la inflación

El Ministro de Economía, Mario Bergara, sostuvo este lunes pasado que la economía de Uruguay sigue creciendo al igual que el consumo de la población dentro de un contexto macroeconómico estable.

Para el ministro Bergara Uruguay mantiene niveles de crecimiento, atracción de inversiones, aumento del consumo y mejora de salarios. La relación de Uruguay respecto de Argentina es diferente a la de hace una década. Antes las exportaciones uruguayas a Argentina eran de un 25% y hoy solo son un 5%. Desde el punto de vista financiero los depósitos de argentinos en Uruguay eran un 40% y en la actualidad están por debajo del 9%. A su vez los créditos otorgados a argentinos antes eran de un 20% y hoy es casi nulo.

Bergara sostuvo que “no hay que ver una situación dramática donde creemos que no hay” y agregó que el principal problema actual es que en Argentina “Se ha perdido un poco la previsibilidad y la estabilidad en las principales perspectivas de la economía”.

Dijo Bergara que “Esto de anunciar una medida un día, desarmarla al día siguiente; no está muy claro quién está al mando, qué lógica de conducción, no las personas sino la orientación de la política económica”.

El Ministro insistió en que no hay que dramatizar la situación de la temporada turística. Señaló que estos no será años de cifras record como en los años 2011 y 2012 pero que el turismo se ha visto compensado en buena medida por la mayor participación de los ciudadanos uruguayos que vacacionan más.

El Ministro reconoció que la inflación es un dato que está en la mira del Gobierno “está dos puntos por encima del techo deseado”. Bergara señaló que la preocupación por la inflación es positiva. Esta, según el Ministro, “debe ser bienvenida (…) que los uruguayos hemos entendido que la inflación es algo muy negativo para la economía y la sociedad, más que nada para los que viven de ingresos en moneda doméstica”.

Bergara recordó que “Completar una década con inflaciones de un dígito no deja de ser positivo cuando tuvimos 60 o 70 años de inflaciones de dos o tres dígitos de manera seguida”.

El ministro descartó problemas fiscales “La cuestión fiscal está bajo control y no es la generadora de la inflación” y sostuvo que “los precios globales de los productos que Uruguay comercia, pasando por la desvalorización de la unidad de medida hasta la mayor demanda por parte de los países emergentes lo cual hace que los precios internacionales altos se trasladen rápidamente a los domésticos”.

Bergara también enfatizó que la economía uruguaya “viene desde hace una década creciendo fuerte, el desempleo está en el mínimo y los ingresos han aumentado significativamente y es razonable que haya una mayor demanda doméstica con un proceso firme y eso hace más complicado la rebaja de precios”.

Comparte