El auge de los smartphones económicos en ascenso

El próximo mes los ingleses tendrán todavía más teléfonos inteligentes para elegir, cuando los dispositivos de Wiko, una empresa francesa de dos años de vida, salgan a la venta. Wiko tiene la esperanza que sus teléfonos, que en Francia cuestan alrededor de € 70 ($ 96), demuestren ser tan populares como lo han sido localmente. En 2013 cerca de un 7% de los franceses que compraron por primera vez un teléfono inteligente se decidió por un Wiko, dice Carolina Milanesi de Kantar Worldpanel, empresa de investigación. A principios de 2014 la empresa afirma ser el segundo proveedor más grande de Francia.

Wiko no está solo. Tanto en los países ricos y los países pobres, las marcas de teléfonos inteligentes más baratos están haciendo incursiones. La demanda de teléfonos caros, sobre todo en las economías desarrolladas, se está desacelerando, pero que para los dispositivos más económicos está en auge. Las personas que compran sus primeros teléfonos inteligentes de hoy, tal vez para sustituir un teléfono básico, se preocupan menos sobre la marca y más sobre el precio.

Son propensos a pagar menos por un nuevo teléfono inteligente bueno que lo que pagaron por su antiguo equipo en mal estado, debido a que el costo de los teléfonos inteligentes se ha desplomado. Los fabricantes compran procesadores estandarizados que los diseñadores de chips, como Qualcomm de Estados Unidos, líder del mercado y, competidores como MediaTek de Taiwán o Spreadtrum de China que ofrecen cada vez más alta calidad a precios cada vez más bajos. Eligen cámaras, pantallas y así sucesivamente para tener a las fábricas chinas batiendo recods de produccion de telefonos. El año pasado, dice Francisco Jerónimo de IDC, otra firma de investigación, los envíos de teléfonos inteligentes, con los precios por debajo de $ 80 se ha quintuplicado. Dispositivos de menos de $ 100 componen una sexta parte del total (ver gráfico).

A nivel mundial, el mercado se ha fragmentado: en el 2013, según IDC, la cuota de ventas de teléfonos inteligentes por parte de fabricantes fuera de los cinco primeros fue de 40%, el doble que en 2009. En los mercados nacionales, los nombres locales desconocidos en otros lugares, como Wiko, ocupan un lugar destacado. Micromax y Karbonn ocupan el segundo lugar y tercero en la India, de acuerdo con IDC. Symphony se cree que tiene más de la mitad del mercado en Bangladesh; y Walton, una firma electrónica, se ha diversificado con éxito en los teléfonos inteligentes, señala Holger Hussmann de Telenor, un operador móvil noruego con intereses en Asia y Europa Oriental.

El menor costo de fabricación de teléfonos implica que los compradores quieren cada vez más por su dinero. En 2012, 42% de los teléfonos a un precio de menos de $ 80 tenía un procesador más rápido que 1 gigahercios; el año pasado el 87% lo tenia. La proporción de móviles baratos con pantallas de más de cuatro pulgadas de ancho aumentó del 8% al 38%. Hace dos años, el precio promedio de un teléfono inteligente fue de $ 325. El año pasado fue de $ 250. Este año puede ser de $ 200.

Los teléfonos llegarán a ser más baratos todavía. En el Mobile World Congress, (feria de la industria en Barcelona a finales de febrero), Mozilla, una empresa sin fines de lucro mejor conocida por Firefox, el navegador de Internet, anunció que los smartphones con el sistema operativo, Firefox OS, en los chips de Spreadtrum saldrán a la venta con un precio objetivo de sólo $ 25.

Comparte