El No 2 de Twitter discutió con el CEO y dió el portazo

Twitter Inc vivió sus momentos del caos el jueves después que uno de sus principales ejecutivos, Ali Rowghani, renunció al cargo de director de operaciones en medio de una disputa con el presidente ejecutivo Dick Costolo

La repentina renuncia del  Rowghani, un gerente muy respetado que en sus cuatro años en Twitter llegó a ser teniente de mayor confianza de Costolo, llega en un momento particularmente complejo en la corta historia de la compañía como empresa pública. Las acciones de Twitter  han caído cerca de 42% este año en medio de crecientes preocupaciones ya que la base de usuarios de la compañía se está estancando, tras años de fuerte crecimiento.

También el jueves, horas después de la salida de Rowghani, otro veterano ejecutivo anunció en Twitter sus propios planes de abandonar la empresa. Chloe Sladden, jefe de prensa de América del Norte, fue el encargado de la alineación de la compañía de medios sociales con la televisión.

Su jefe, Rowghani, fué responsable de una serie de equipos dentro de la empresa, incluyendo el desarrollo de negocios, internacional y equipos de comunicación. Semanas antes de la oferta pública de la compañía en noviembre,  Costolo puso a Rowghani a cargo del equipo de producto en el entendimiento de que se encargaría de supervisar durante varios trimestres para analizar la caída del crecimiento de usuarios. En las últimas semanas, sin embargo, la relación entre los dos ejecutivos se complicó, dijeron personas familiarizadas con el asunto, cuando Costolo exigió de forma inesperada que  Rowghani devolviera  el control del equipo de producto antes de lo previsto. Costolo buscaba insertar ingeniería de productos en virtud de sí mismo para agilizar el proceso de presentación de informes. La disputa llevó finalmente a. Rowghani a renunciar, dijeron estas personas.

Algunas de las personas cercanas a la compañía sugieren que su salida se debe a la inseguridad de Costolo ya que  Rowghani habia ganado más influencia en la empresa.

También hubo rumores entre los empleados de nivel inferior cuando el Rowghani vendió 300.000 acciones, embolsándose $ 9.900.000, en momentos en que otros altos ejecutivos y los partidarios de la empresa se habían comprometió a mantener sus acciones como un voto de confianza en el futuro de Twitter. Se preguntó por qué  Rowghani habia vendido gran parte de las acciones en la habitual reunión de  Twitter conocida  como “hora del té”, según fuentes cercanas a la reunión.  Rowghani dijo que quería hacer una donación importante a la investigación del cerebro después de que su padre falleció.

Tweets de las cuentas de Twitter de ambos ejecutivos mostraron el jueves que no hay signos de animosidad entre los dos. “Goodbye Twitter. Ha sido un viaje increíble, y voy a apreciar los recuerdos”, dijo la cuenta de Rowghani en la red social.

Costolo contestó con el siguente tweet: “Gracias por ser un increíble ejecutivo y socio de Twitter, no podría haberlo logrado sin ti.”.

 

Comparte