Moody’s mantiene calificación crediticia de Uruguay más alta de su historia

Moodys mantiene calificacion crediticia de Uruguay mas alta de su historiaLa calificadora Moody’s Investors Service ratificó la calificación crediticia de nuestro país, en Baa2, la más alta de su historia. Dicho grado se había obtenido en mayo del año pasado, cuando se la elevó de Baa3.

Moody’s Investors Service ha ratificado en Baa2 las calificaciones de bonos en moneda local y extranjera del gobierno de Uruguay manteniendo la perspectiva estable.

De acuerdo al comunicado emitido por la calificadora, los principales factores de esta decisión de calificación son los siguientes:

  1. El hecho de que la gradual desaceleración económica no ha revelado grandes desequilibrios macroeconómicos al tiempo que las vulnerabilidades han permanecido acotadas.
  2. El compromiso en materia de sostenibilidad de las finanzas públicas manifestado por el nuevo gobierno y la probabilidad de que llevará a cabo una consolidación fiscal que logre estabilizar los ratios de deuda a pesar de un entorno macroeconómico menos favorable.

El principal factor de la decisión de Moody’s para afirmar la calificación soberana de Uruguay es la ausencia de desequilibrios macroeconómicos que puedan afectar negativamente la calificación a pesar de la gradual desaceleración económica.

Dicha falta de desequilibrios sugiere que el panorama económico se estará beneficiando de un sostenible -aunque menor- crecimiento. El crecimiento real del PIB ha continuado moderándose desde un promedio de más del 5,5% en la última década a 3,5% en 2014.

Moody’s pronostica que el crecimiento se desacelerará a 2,6% en 2015 debido a las sostenidas débiles condiciones externas, las cuales superarían los beneficios derivados de precios energéticos más bajos en el consumo privado.

La actividad económica probablemente se acelerará hasta 3,1% en 2016 para permanecer cercano al potencial de la economía, en el entorno del 3% -3,5%, a partir de 2017.

Respecto a los elementos que podrían contribuir a una suba en la calificación, de acuerdo al comunicado, se afirma que son:

  1. un fortalecimiento significativo del resultado del gobierno a través de una reducción de la deuda y de la carga de intereses
  2. la reducción de vulnerabilidades a través de una disminución significativa de la dolarización de la deuda del gobierno
  3. hacer frente a las rigideces estructurales de la economía que permita lograr un mayor nivel de crecimiento potencial.

Por el contrario, los elementos que podrían contribuir a una baja en la calificación son:

  1. un continuo deterioro del resultado fiscal estructural y un debilitamiento del balance del gobierno
  2. un deterioro sostenido y material de los amortiguadores externos y financieros.
Comparte